El pasado 7 de septiembre de 2017, un sismo de 8.2 grados en la escala de Richter se registró en la CDMX, causando destrucción en los estados de Chiapas y Oaxaca; dos semanas después, el 19 de septiembre, un sismo de 7.1 grados volvió a sacudir la CDMX junto  a los estados de Puebla y Morelos, donde esta vez hubo un mayor número de víctimas.

 

Es importante conocer las medidas preventivas en caso de un sismo y saber cómo actuar durante y después del desastre. De igual forma, es recomendable conocer aspectos básicos de primeros auxilios en dado caso que deban socorrer a un herido y tener las herramientas básicas para su procedimiento. 

Cómo actuar ANTES de un sismo (Prevención)

  • Las personas y sus familias deberán conocer con antelación las áreas de seguridad tanto internas como externas en sus domicilios u oficinas. 
  • Deben limpiar los bordes de sus techos de objetos contundentes (macetas, maderas u otros). 
  • Realice una evaluación de la estructura de su casa u oficina. 
  • Señalizar las zonas de escape y de seguridad. 
  • Tener siempre a mano un pequeño botiquín, una linterna y un radio a pilas. 
  • Tenga un pequeño stock de alimento enlatado con vencimiento vigente.   

Cómo actuar DURANTE un sismo

  • Acudir a las zonas de seguridad ya establecidas. 
  • Manténgase alejado de vidrios y cornisas. 
  • En lo posible evite el pánico y trate de mantener la calma. 
  • No salir corriendo en zona de paso vehicular. 
  • Si está manejando detenga su vehículo. 
  • Si está en un edificio no utilice el ascensor, siempre la escalera. 
  • Estar atentos a menores de edad, minusválidos y personas de la tercera edad.

Cómo actuar DESPUÉS de un sismo

  • Recuerde que cuando ocurre un sismo de magnitud siempre hay replicas. 
  • Apague el sistema eléctrico y de gas.
  • Antes de reingresar a su domicilio u oficina evalué los daños en su estructura.
  • Colabore con las autoridades.
  • Tenga siempre los números de emergencias a la mano.
  • Siempre ser solidarios con las víctimas.

 

BOTIQUÍN BÁSICO para primeros auxilios:

El botiquín básico debe estar ubicado en un sitio protegido de la luz a baja temperatura y humedad.

Todos los productos y accesorios deben estar identificados y resguardados. En algunos casos, se requerirá la rotulación con el nombre o uso, y en el caso de los líquidos debe usarse, en la medida de los posible, envases de plástico y evitar el vidrio debido a su fragilidad.

Es importante el lavado de manos antes y después de su uso, con el fin de evitar cualquier tipo de contaminación y/o infección posterior.

¿Cuál debe ser la composición de un botiquín básico?

  • Termómetro
  • Tijeras
  • Tijeras de punta redonda
  • Pinzas finas
  • Gasas Estériles
  • Gasas de vaselina para quemaduras
  • Algodón
  • Vendas
  • Venda elástica
  • Esparadrapo hipoalérgico  (papel o tela)
  • Tiritas o curitas de diferentes tamaños
  • Tiritas cicatrizantes para sutura
  • Alcohol 96º
  • Agua oxígenada
  • Tintura de Yodo o povidona yodada
  • Jabón antiséptico
  • Antitérmicos y Analgésicos
  • Crema, gel o pomada antiinflamatoria
  • Antiácido o protectores de estómago
  • Antidiarreico
  • Laxante
  • Jarabe de tipo mucolítico, antitusígeno y/o  expectorante
  • Comprimidos antisépticos para la garganta
  • Comprimidos antiinflamatorios
  • Crema o pomada con corticoides (picaduras, reacciones,…)
  • Crema o pomada antiséptica y cicatrizante para quemaduras
  • Sales de rehidratación oral (vómitos, procesos diarreicos)

Aconsejamos revisar la fecha de caducidad de cada medicamento, y en caso de que en su botiquín familiar también almacena medicación propia, es aconsejable separarlos para que puedan estar perfectamente identificados. 

MEXICO CITY, MEXICO – SEPTEMBER 22: An aerial view of the collapsed building aftermath of the Tuesday’s magnitude 7.1 earthquake in Mexico City, Mexico on September 22, 2017. (Photo by Manuel Velasquez/Anadolu Agency/Getty Images)

Todo suceso nos lleva a una experiencia y de ello un aprendizaje, lo cual nos ayudará a recuperarnos más rápido la próxima vez y estar preparados para cualquier desastre. Sólo queda prepararse en caso de emergencia y estar bien informado.

Bibliografía: